Lugar de la noticia: 
Bilbao

Con la llegada del veranito, y como todos los años, las entidades de la economía solidaria de Euskadi enseñamos el corazón. Lo hacemos mediante la herramienta de Auditoría Social, herramienta de carácter autoevaluador, que nos ayuda por un lado a conocer el grado de consecución de los 6 principios de la economía solidaria, y por otro, a implementar medidas de mejora de cara a que nos permitan prácticas cada día más coherentes y solidarias.

El tipo de indicadores que evaluamos es muy diverso, entre ellos podemos encontrar los siguientes: cuál es la diferencia salarial en la empresa, el porcentaje de mujeres en puestos de toma de decisión, las emisiones de CO2 emitidas por persona trabajadora o el porcentaje del gasto que se dedica a iniciativas para la construcción de bienes comunes. En total, hablamos de 85 indicadores cuantitativos, respaldados por 48 ítems en una encuesta que se pasa a las personas trabajadoras y voluntarias de la entidad.

Este año, y en colaboración con el grupo de economía feminista y solidaria de REAS Euskadi, ekoSolFem, hemos llevado a cabo una revisión de la herramienta, con el objetivo de atravesar con perspectiva feminista los principios y valores de la economía solidaria. Ello nos ha permitido incluir nuevos indicadores como la brecha salarial entre hombres y mujeres, y adaptar  otros, como los relativos a excedencias y reducciones de jornada, además de haber desagregado por sexo todos aquellos indicadores referentes a personas.

La participación en la Auditoría Social es un compromiso que adoptamos las entidades al entrar en REAS Euskadi, aunque no sólo entidades de la red participan en él. Existen otras experiencias vinculadas al tercer sector que también utilizan nuestra herramienta para, por un lado, mirarse por dentro y, por otro, enseñar también su corazón a la sociedad.

Si queréis acompañarnos en este proceso, bien sea siguiendo nuestras noticias y publicaciones o participando como entidad en él, podéis hacerlo en www.auditoriasocial.net