Entidad: 
ADSIS
Buenas prácticas
Principio: 
Objetivos: 

El proyecto se relaciona con tres principios de la Carta Solidaria: cooperación, sin ánimo de lucro y compromiso con el entorno.

Objetivo general: “Promover un espacio joven que sea alternativa a los contextos de socialización del joven, que aporte educación en valores, ocio saludable y una serie de iniciativas que fomenten la participación juvenil y sean los jóvenes agentes de sensibilización y constructores de nuevas relaciones sociales”

Objetivos específicos:

  • Crear conciencia social en los jóvenes y favorecer una implicación comprometida con la justicia social.
  • Desarrollar el aprendizaje del análisis de la realidad para formar al joven en la capacidad crítica, creativa y constructiva.
  • Posibilitar experiencias solidarias educativas, que favorezcan el desarrollo personal y la educación en valores solidarios, interculturales y de cooperación al desarrollo.
  • Dotar a l@s jóvenes de espacios y redes de trabajo colectivo, donde primen el protagonismo y la corresponsabilidad.
  • Fomentar la multiculturalidad y una visión positiva y amplia de la diversidad.
Sector de actividad: 
Educación en valores y participación juvenil
Entidades
Entidades que participan: 

Fundación Adsis. Su misión “Construir una sociedad más justa y solidaria mediante la promoción integral de personas y grupos empobrecidos y excluidos. Llevamos a cabo esta labor a través de procesos de desarrollo individual y colectivo, basados en la relación cercana, el acompañamiento y el servicio eficiente”.

Colaboran los IES Isabel de España, Islas Canarias, Jinámar II, Agustín Millares y Carrizal.

Fecha y lugar
Lugar: 

Gran Canaria. Sede de la Fundación: C/ Córdoba nº 15, 35016 – Las Palmas de G.C.

Fechas: 

Hace 5 años y continua activo.

Principal
Tema: 

Educación en torno a valores solidarios, interculturales y de cooperación al desarrollo, y participación juvenil.

Descripción: 

El proyecto se desarrolla mediante acciones y actividades coordinadas con los centros educativos de enseñanza obligatoria (IES) que están colaborando. Se trabaja en la actualidad con cinco IES. Las acciones se desarrollan de forma autónoma en cada centro educativo y son organizadas por grupos de alumn@s acompañados de al menos de un profesor/a en cada centro. La Fundación Adsis se encarga de dinamizar, coordinar y organizar todas aquellas actividades conjuntas que sean necesarias, reuniones de coordinación y programación, campos de trabajo, convivencias, encuentro intercultural, día de la paz,... Además acompaña a las comisiones de trabajo formadas en la coordinadora de jóvenes.

La red se dinamiza mediante la coordinadora de jóvenes en la que se encuentran los representantes de cada centro educativo y además participan por libre otros jóvenes. Esta se reúne mensualmente. Para el seguimiento, coordinación y apoyo a los profesores se realiza cada dos meses una reunión con todos los profesores vinculados al proyecto.

Resultados: 
  • 200 jóvenes vinculados a la red ruta solidaria.
  • De esos, 30 jóvenes participan en la coordinadora de jóvenes de la ruta y son dinamizadores de los otros jóvenes y de las actividades.
  • Las actividades se han incrementado en cantidad y calidad.
  • La actividad formativa “Curso de monitores” se ha ampliado; cuenta con una formación básica para los que se inician y una formación avanzada para los que realizaron la anterior y quieren seguir formándose.
  • Los jóvenes han creado la comisión “Regalando Sonrisas” cuya intencionalidad es llevar a otras personas en situación de desventaja social, en residencias, etc. el afecto, el cariño, la sonrisa, momentos cargados de calor y estima.
  • En este curso se han incorporado jóvenes no vinculados a centros educativos.
  • Se ha creado el grupo jóvenes adsis. Lo forman jóvenes que participan en el proyecto desde hace dos y más años. Crecen en edad, en madurez y en mayor implicación. Este grupo tiene espacios formativos acordes a su edad, madurez e implicación.
Análisis y evaluación: 

Los cinco años de experiencia están dando su fruto en el ámbito personal del joven. Transparentan valor de responsabilidad, tolerancia, solidaridad,... en sus decisiones y compromisos con el proyecto. Igualmente, tiene impacto en el colectivo de jóvenes, tanto en los que participan directamente, como en los que no participan de una manera directa. Se destaca el grupo de 30 jóvenes que tienen un mayor nivel de implicación y están acompañando, dinamizando a los que se incorporan por primera vez. Por otro lado, otros institutos y colectivos muestran su interés en formar parte de esta red de jóvenes comprometidos y solidarios, con lo que previsiblemente el número de participantes aumente durante el curso 2009 /10.

En el curso 2009 / 10 la red avanza en ser multicultural con la participación de jóvenes extranjeros procedentes de África; dándose relaciones de igualdad en la diversidad.

La red crece en número de jóvenes y en acciones porque otras entidades no educativas se vinculan y trabajamos conjuntamente en determinados momentos (Centros de menores extranjeros no acompañados, Centro de acogida a personas discapacitadas físicas de Arucas, Concejalía de Cooperación al desarrollo del Ayuntamiento de Las Palmas de G.C., etc)

Aunque la difusión en los medios de comunicación no ha podido ser todo lo importante que debiera hay que decir que bastantes de las actividades han contado con la presencia de medios de comunicación (en su mayoría locales) lo que ha ayudado al proyecto a llegar a más población. Así ha sido con el Encuentro Intercultural, el Día de La Paz y Campo de Trabajo.

Lecciones para aprender: 
  • La coordinación a distintos niveles que hace una red en la que todos son importantes y tiene un papel que desempeñar.
  • Las experiencias, las actividades, se entienden como medios de crecimiento que están a la mano de todos los jóvenes y cada uno los aprovecha personalmente en distintos niveles de profundidad.
  • Proceso inclusivo, donde es mayor la vinculación de participar juntos que la diferencia de “niveles” por los diferentes momentos o procesos en los que están los jóvenes.
  • La relación y el trabajo grupal. Los jóvenes necesitan saberse parte de redes, de espacios abiertos, cálidos, cercanos, afectivos, de acogida y pertenencia en los que puedan expresarse y sentirse vinculados a otros.
  • Trabajo en red desde el respeto a la diversidad con otras organizaciones, grupos, instituciones...
  • Los jóvenes son los protagonistas. Espacio donde ser ellos mismos, descubrir sus capacidades y probarse fuera de la mirada protectora o crítica de los adultos.
  • Proyectar la solidaridad. La experiencia solidaria, necesaria para salir de si mismos y mirar el mundo “desde otro lado”, ampliando horizontes. Las experiencias de solidaridad son complementadas con una reflexión, que les ayude a tomar conciencia de las implicaciones más allá de la experiencia y la situación puntual.
  • La perspectiva de género e igual de oportunidades como dimensión transversal a todas las tareas y acciones socio-educativas.
  • La interculturalidad. Se fomenta la convivencia entre personas de diferentes orígenes culturales y sociales en un entorno común. Se promueve el intercambio de experiencias personales, culturales. En la diversidad se intenta potenciar unas relaciones sobre la base del reconocimiento mutuo.
  • La evaluación continua, permite revisar lo que se hace y desde ahí modificar, mejorar las acciones, ..., asegurando la adaptación a los cambios del contexto, la sociedad y a los jóvenes.
Contacto: 

NOMBRE PERSONA CONTACTO: María Dolores Sánchez Domínguez
DIRECCIÓN: C/ Córdoba, 15. 35016 LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
TELEFONO: 928 336039
CORREO E.: atajo@fundacionadsis.org

Fotos: 
AdjuntoTamaño
65_ruta_solidaria_adsis.pdf34.86 KB