Lugar de la noticia: 
Errenteria

Por la quinta edición de la Feria de Economía Solidaria celebrada el sábado 18 de noviembre en Errenteria se han pasado más de mil personas, una buena cifra considerando que este ha sido el primer año que no hemos celebrado la Feria en una capital. Este año hemos redoblado esfuerzos en la difusión local, comarcal y provincial con el objetivo de hacer llegar al máximo número de personas y organismos la noticia de que la Feria de ESS desembarcaba este año en Errenteria. 

Han sido 55 las empresas y entidades que han mostrado sus productos y servicios divididos en siete sectores de actividad: finanzas éticas, consumo, tecnología, comunicación, investigación, intervención social y cooperación. Para la mayoría de ellas esta ha sido la primera vez que participaban en la Feria, pero A todas les unía el saber que otra economía es posible y con valores solidarios, además de querer fomentar un consumo crítico.

Buscamos mostrar el corazón del Mercado Social, el cual pone la vida en el centro de toda empresa”, afirmó la representante de REAS Euskadi. “¡A disfrutar, pero transformando-nos!

La Jornada se inició con la bienvenida de las tres organizaciones promotoras (REAS Euskadi, Olatukoop y Saretuz) y el saludo de Thierry Biscary (ex-Kalakan) en forma de canción. “Buscamos mostrar el corazón del mercado social, el cual pone la vida en el centro de toda empresa”, dijo Marian Díez, presidente de REAS Euskadi. “¡A disfrutar, pero transformando-nos!”.

La venta y exposición propia de la Feria se compaginó con diferentes actividades paralelas: talleres en los que se presentaban y trabajaban diferentes temas relacionados con la economía solidaria (corporativismo mutualista, educación en finanzas éticas, generación de energía renovable, economía feminista, emprendimiento social, distribución agroecológica, modelos de vivienda comunitaria...), un txikigune con actividades educativas medioambientales y un videocall reivindicativo.

Las personas visitantes tuvieron también la oportunidad de degustar pintxos, bebidas y de una comida popular con productos ecológicos locales en la carpa instalada al lado de Merkatuzar. Para amenizar el final de la jornada contamos con el bluegrass y country del grupo Howdy.

Ha sido la quinta edición de la Feria, pero también ha sido la primera experiencia de organización conjunta desde el minuto 0 con redes paralelas que trabajan dentro de la economía solidaria. Una experiencia positiva y enriquecedora que se ha visto facilitada por el trabajo del Ayuntamiento de Errenteria.

Ya falta menos para que el año que viene nos encontremos en Gasteiz… mientras tanto la actividad del Mercado Social no para.