Autor/a: 
Nicolás Meyer

Ética en las Finanzas, Premio Robin Cosgrove
Edición Iberoamericana - Patrocinado por MAPFRE
Primer Premio

 

Los Bancos Comunales como herramienta de Finanzas Solidarias

La misión en la que la Asociación Civil Nuestras Huellas decidió canalizar todas sus energías se resume en promover el desarrollo integral de las personas en sus comunidades mediante programas de fi nanzas solidarias, fomentando acciones participativas, autogestivas y éticamente responsables en un marco de Economía Social y Solidaria (www.nuestrashuellas.org.ar).

Entendemos que "las finanzas solidarias se constituyen como formas de democratización del sistema fi nanciero al buscar la adecuación de productos fi nancieros a las  necesidades básicas de la población y al fortalecimiento del trabajo social acumulado en cada territorio, dando prioridad a los excluidos del sistema bancario tradicional y constituyendo un eslabón de integración y sustentación de una relación más duradera entre economía y sociedad. Relación construida bajo la protección de la ética y de la solidaridad para crear las condiciones idóneas para un desarrollo humano que necesariamente tendrá que ser integrado y sustentable" (Coelho y Franklin). Para lograr este desafío acompañamos la creación de Bancos Comunales en zonas de gran vulnerabilidad social.

Nuestros Bancos Comunales son una de las principales herramientas de trabajo; junto a ellos se va generando el marco de Economía Social y Solidaria toda vez que se promueve el acceso al ahorro, el trabajo grupal, se ofrece capacitación y créditos destinados al emprendimiento y la vivienda, al tiempo que se intenta brindar un servicio integral incluyendo asistencia técnica en comercialización y formación para emprendedoresActualmente Nuestras Huellas acompaña a 120 Bancos Comunales.

"Se denomina finanzas la disciplina que trata de la utilización del dinero, su costo y su rendimiento, las formas de generación y captación de los excedentes económicos bajo formalíquida, su protección, transferencia y control, la instalación de servicios que apoyan a los que tienen excedentes monetarios y los que los solicitan bajo la forma de crédito. Pero esta visión, todavía descriptiva, deja de lado el tipo de actores involucrados, las finalidades específicas perseguidas, las características de las formas de intermediación y la cuestión de toma de sentido de las estructuras existentes y sus alternativas posibles" (Sabaté & al.).

Un Banco Comunal es una organización barrial que se autogestiona. Cada grupo está compuesto, por un mínimo de siete personas llegando a contar incluso, con más de 20 integrantes. El único requisito para participar, además del espíritu para trabajar en equipo que se le pide a sus integrantes, en su mayoría mujeres (actualmente alcanza un 95% del total de los socios), es que ya se encuentren desarrollando un emprendimiento o que lo hayan estado haciendo en el último tiempo. De esta manera, cada socio - nombre que adquieren los emprendedores en los bancos comunales - recibe un crédito individual con posibilidad de crecimiento progresivo, cuya garantía necesaria es la confi anza y el cumplimiento de su propio grupo. Asimismo, el destino del crédito puede ser fortalecer el emprendimiento o mejorar la vivienda.

Para que la propuesta a través del trabajo grupal en los Bancos Comunales sea verdaderamente transformadora en un marco real de Economía Social y Solidaria, se impulsan mecanismos de ahorro que, además, brindan la posibilidad de ayudar a otros vecinos con créditos solidarios. Este sistema de ahorro, siempre programado y voluntario, tiene por objetivo que los grupos puedan independizarse de Nuestras Huellas, es decir contar con sus propios fondos para otorgarse créditos a si mismos, sus familiares y vecinos.

Seguir leyendo en archivo adjunto en castellano o francés

Artículo escrito por Nicolás Meyer
Psicólogo social y Director de «Nuestras Huellas», Argentina

 

AdjuntoTamaño
Finanzas_Solidarias_y_democratizacion_del_dinero_-_N._Meyer.pdf111.03 KB
Finance Solidaire_et_democratisation_de_la_monnaie_-_N._Meyer.pdf1.26 MB