“Soy ecologista pero no compro productos sostenibles. Me gusta cuidarme pero compro comida basura. Estoy en contra de la esclavitud pero tengo producto realizados en condiciones infrahumanas”

Si eres de los piensas así, hoy puedes empezar a cambiar. Te explicamos cómo

Cuando compramos algo, estamos dando nuestro apoyo e inversión indirecta de un tipo de mundo concreto. Somos financiadores de todas esas prácticas que nos aterran o aquellas que hacen de este mundo un lugar mejor para todos.

Cada artículo que hay en nuestras casas, en nuestro cuerpo o en nuestras vidas, es una apuesta no sólo estética o económica. Es una apuesta por un estilo de vida y sociedad. Es nuestra cara de presentación al mundo pero también, nuestra forma de moldear el mundo.

Ya hay varias universidades de todo el mundo que estudian este curioso fenómeno. ¿Qué nos frena para tener una vida más acorde con nuestros ideales? ¿Qué nos impide unirnos para construir un mundo más justo para todos? ¿Por qué no valoramos aquellos productos que realmente están cargados de ética, estética y valor?

Desde hace unos meses, hemos empezado a estudiar este fenómeno y analizando estudios sobre el perfil de los comportamientos de consumo, como Motivations of the Ethical Consumer, publicado por el Journal of Business Ethics o Ethical intentions, unethical shopping baskets, de la Universidad de Melbourne, ponen de manifiesto las convicciones y las motivaciones negativas y positivas que se producen en el proceso que va desde las creencias personales hasta el momento de optar por realizar una compra. Cuatro son los motivos principales es:

1. Es más complicado encontrar productos éticos/sostenibles

2. El cliente no confía en que la marca sea realmente sincera sobre su ética

3. La estética de estos productos no se ajustan a la norma social del momento

4. No cree que sus compras vayan a influir realmente en un mundo globalizado.

No tienes excusa!! Formar parte del cambio es más sencillo de lo que imaginas

Ver el documento completo en este enlace de disenosocial.org