Lugar de la noticia: 
Bilbao

Desde hace tiempo, una gran parte de la población ha dejado de ser soberana en su alimentación. Tanto en Euskadi como a nivel global, el sistema agroalimentario industrial ha penetrado con fuerza y pretende imponerse como el único modelo viable para “alimentar” al mundo. El problema está en que es un sistema que tiene consecuencias desastrosas, tales como la pérdida de biodiversidad, contaminación, privatización y expolio de los bienes comunes de la naturaleza, impacto sobre la salud humana, pérdida de conocimiento y diversidad cultural campesina y popular, total dependencia de las transnacionales para alimentarnos diariamente, especulación con los alimentos, etc.

Desde ALBOAN sabemos que son posibles otros modos de producir y comercializar los alimentos. Sabemos que existen otras formas alternativas a pequeña escala que, al tiempo que buscan generar ingresos justos y medios de vida a los(as) productores(as), también se preocupan por garantizar la salud humana y natural por encima del lucro y del interés privado. Lo sabemos porque nuestras organizaciones aliadas en el Sur, como es el caso del Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch, acompañan a población campesina que vive asfixiada por este modelo del agro-negocio y que le apuesta a procesos de seguridad y soberanía alimentaria. Y también vamos conociendo experiencias alternativas en nuestro entorno a través de las organizaciones y redes de economía social y solidaria con las que colaboramos, como son las que presentamos en este mini boletín: UAGALUR -Alimentos con nombre y apellidos, y Gure Platera, Gure Aukera. Para conocer estas experiencias, sigue leyendo el siguiente mini boletín sobre Seguridad Alimentaria.