El Software Libre lleva entre nosotros sus buenos 25 años. Aunque mucha gente no sepa exactamente qué es, este software -o filosofía de entender la información y el conocimiento- ha sido testigo y parte de la revolución que ha cambiado el mundo tal y como lo conocíamos: la informática. Un puñado de hackers idealistas y otro de hackers pragmáticos han hecho del mundo de los ordenadores un lugar más útil, cómodo y accesible para todos. Hoy homenajeamos cinco casos destacados

Qué es el software libre

Los angloparlantes, que utilizan “free” para decir gratis y libre, explican que es “free as in freedom, not as in free beer”, “libre como en libertad, no como en cerveza gratis“. Y es que el Software Libre, para ser considerado como tal ha de cumplir una serie de condiciones. Dejando la polémica con BSD para otro día, la Free Software Foundation señala 4 libertades básicas con las que ha de contar un software para considerarse “libre”:

  • Libertad 0: Libertad de usar el programa con cualquier propósito.
  • Libertad 1: Libertad de estudiar el programa y su funcionamiento, pudiendo adaptarlo a tus necesidades.
  • Libertad 2: Libertad de distribuir copias del programa a quien quieras, ayudando a tu prójimo
  • Libertad 3: Libertad para mejorar el programa y distribuir en las mismas condiciones las mejoras, para que la comunidad se pueda beneficiar.

Para garantizar estas libertades se han creado multitud de licencias, pero la más extendida y destacada es la licencia GPL, que básicamente garantiza el cumplimiento de estas libertades exigiendo que se distribuya siempre el código fuente junto con el programa y que cualquier modificación que se realice deba ser publicada bajo la misma licencia. Es importante recalcar que nada impide hacer dinero con el software libre, ya sea vendiendo ese software (aunque el destinatario puede hacer las copias que quiere y regalarlo sin problemas) o vendiendo soporte técnico para el mismo.

Bajo el amparo del Software Libre se han creado miles, o millones -quien sabe-, de programas de todo tipo. Muchos, claro, han pasado sin pena ni gloria, pero otros han sido imprescindibles para haber llegado a donde estamos hoy, aunque su historia no sea tan conocida.

1. GNU y Linux:

GNU/Linux es el nombre completo del sistema operativo que normalmente todos conocemos como Linux. El nucleo del sistema operativo (lo que interconecta los dispositivos entre sí) es Linux, las herramientas básicas del sistema operativo alrededor del nucleo son parte del proyecto GNU.

Ambos han sido imprescindibles, juntos más que por separado, en el desarrollo de la informática desde los años 90, aunque se desarrollan de manera bastante independiente, por gente distinta y, para colmo, con planteamientos distintos. A pesar de todo, entre ambos ofrecen un sistema hiperconfigurable, completísimo y que no pocas veces ha puesto en evidencia a sus grandes competidores comerciales, ya sea en la informática de escritorio como de grandes servidores.

En el recuento de septiembre de 2009, 446 de los 500 superordenadores más potentes del mundo ya usaban GNU/Linux como sistema operativo. Los teléfonos con Android llevan Linux, muchos de los primeros ultraportátiles llevaban Linux. Adivina qué sistema operativo llevan los ordenadores del proyecto One Laptop Per Child. A fin de cuentas, ofrece un sistema plenamente funcional, completo y moderno que no tiene ningún costo de licencia.

2. Mozilla Firefox

Durante los años de dominio absoluto de Internet Explorer la Web estaba limitada y los programadores tenían que ceñirse al navegador de Microsoft si querían que sus páginas se desplegaran correctamente. Aún hoy desarrollar webs compatibles con todos los navegadores puede ser un auténtico suplicio. pero todo comenzó a cambiar cuando llegó Firefox.

Primero fue Mozilla Navigation Suite, después Phoenix, después Firebird y por último Firefox, y ha revolucionado la navegación web. El auge de Internet impulsó su crecimiento, su éxito y su importancia mucho más allá que cualquier otro proyecto de Software Libre. Ser multiplataforma (funciona en GNU/Linux, Mac y Windows) le permite tener más usuarios y también, más programadores voluntarios.

Microsoft no prestó la atención debida a su navegador, así que Firefox pronto fue más rápido, más completo, más seguro, más preciso con los estándares web y, por asi decirlo, mejor en todo. Firefox, en definitiva, fue el desencadenante de la guerra de navegadores de la que tanto nos estamos beneficiando los usuarios en la actualidad, además de situar el software libre con una cuota de un 30% (más contando a Chrome) en el mercado de los navegadores.

3. Apache

Arthur C. Clarke dijo “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Internet, sin duda, forma parte del grupo. Pero resulta que no es magia, es tecnología lo que hay detrás. En el caso de las páginas web -que a fin de cuentas es lo que mucha gente considera Internet- lo que hay detrás son servidores que se encargan de proveernos las páginas web que solicitamos con nuestro navegador.

Apache es el servidor web por excelencia, lider abrumador, con un 54% de cuota -frente al 24% del IIS de Microsoft- (2010). Probablemente la versatilidad que garantiza el software libre porque cualquiera puede modificar el programa a su antojo es lo que le ha permitido alcanzar tales cuotas de éxito y convertirse, de facto, en el estandar para servir páginas web.

4. FreeBSD

FreeBSD es uno de los sistemas operativos de la familia BSD. Son sistemas operativos tipo UNIX con licencia (BSD se llama también) aún más relajadas que la GPL, porque permiten, básicamente, hacer lo que quieras con el software mientras mantengas un disclaimer legal. Te permite, incluso, modificar el software a tu antojo y relicenciarlo impidiendo el acceso a tus modificaciones a los demás.

FreeBSD puede que no haya revolucionado el mundo directamente, pero sí ha tenido más influencia de lo que mucha gente sabe. El motivo: todos los dispositivos Apple desde el lanzamiento de Mac OS X llevan una parte de FreeBSD en su interior. Apple ha usado el código de FreeBSD para construir tanto el nucleo de su sistema operativo para ordenadores (Mac OS X) como el de dispositivos móviles (iOS).

¿Y por qué iba a querer Apple usar código de otro sistema operativo para montar el suyo propio? Pues porque era la manera más sencilla de partir, de base, de uno de los sistemas operativos más seguros y eficaces que existen.

5. Creative Commons, la alternativa al Copyright

Hemos titulado el post “5 éxitos del software libre que han cambiado el mundo” precisamente porque no todos son software. La que probablemente es la mayor revolución de todas las llevadas a cabo por el movimiento del Software Libre es la del cambio de mentalidad, de filosofía. Una filosofía que dice que la transparencia es más segura que la opacidad, que la libre circulación de información es mejor que la ocultación de datos, que compartir conocimientos es beneficioso para toda la humanidad, que se puede ganar dinero sin coartar la libertad de nadie. No es el único camino, pero es un camino, y no sólo ha cambiado la industria del software, sino que también se propaga a otros ámbitos.

¿De dónde surge, la Wikipedia, sexta página más visitada del mundo y la mejor recopilación de conocimiento centralizado y accesible que jamás ha tenido disponible la humanidad? Sin ninguna duda, del modelo del Software libre. Y no es el único ejemplo. Cada vez hay más blogs, periódicos y publicaciones que se publican bajo licencias Creative Commons, que son, a fin de cuentas, una adaptación a otros ámbitos de las licencias del Software Libre.

Incluso en las industrias de la música y la producción audiovisual están apareciendo más y más proyectos que comparten sus creaciones con licencias libres, que permiten reutilizar, modificar y compartir libremente la obra, ganando en viralidad y ayudando a su promoción y éxito.

Fotografías:kennymatic