Se acerca a lugares de fiesta para crear "un ambiente de reflexión sobre las drogas"

Cinco voluntarios ofrecen en cada salida información sobre diferentes sustancias y practican pruebas de etilometría

pamplona. La asociación Hegoak se ha acercado en lo que va de año a 17 espacios de fiestas de Navarra en los que ha atendido a 4.200 personas. Asimismo, este colectivo ha distribuido más de 7.200 materiales informativos-educativos y ha realizado 324 análisis de sustancias y 90 cromatografías.

Hasta final de año, esta asociación "que pretende capacitar a las personas para convivir en un mundo con drogas y motivar a las personas para la adquisición de hábitos más saludables y conductas de menor riesgo", tiene programadas otras seis salidas a espacios de fiesta. "Es una buena manera de llevar la prevención a espacios de ocio", asegura este colectivo.

Desde hace algunos años, Hegoak ha creado un espacio de reflexión en relación a las drogas en los espacios de fiesta "aportando información objetiva sobre estas sustancias". Se trata, aseguran, de llevar a cabo una prevención efectiva " no sólo que sepan qué es la sustancia, sino que en el momento real de su comportamiento, cuando se relacionen con las demás personas o con una sustancia, opten por relaciones seguras". Para conseguirlo, esta asociación ha puesto en marcha diferentes medios como la sensibilización, la educación y la formación, ya que en su opinión "es necesario estar presentes en los entorno de consumo e imprescindible contar con herramientas útiles para el análisis de drogas así como un apoyo de análisis de laboratorio con rapidez en la disponibilidad de resultados".

furgoneta Este colectivo cuenta con una furgoneta acondicionada como si fuera una oficina móvil, donde se realizan los análisis con reactivos y cromatografía. Asimismo, en la parte exterior se practican pruebas de etilometría y se instala una mesa de información de sustancias. Es en este lugar donde tras un contacto individualizado "se ofrece información verbal personalizada y se da acceso a material informativo educativa". Hegoak cuenta con 25 voluntarios y en cada salida participan unas cinco personas.

FIESTA Y EDUCACIÓN

maite_ciganda.JPGMAITE CIGANDA. La juventud, a menudo, tiene buena información acerca de las drogas, pero a la hora de la verdad, muchos se encuentran con numerosos obstáculos y dificultades para realizar una conducta segura. Muchas personas jóvenes saben que con el consumo de una sustancia se asumen unos riesgos y en ocasiones se encuentran daños para la salud, pero a la hora de estar en la fiesta y decidir, nos encontramos con personas que carecen de algunas habilidades para una decisión más responsable.

La primera decisión suele ser la más complicada, pero una vez que decides consumir una sustancia, y no encuentras en la experiencia un daño grave, la persona se relaja, se reduce el miedo a la sustancia, y puede ocurrir que la persona repita ese consumo una y otra vez, ya que su propia experiencia le lleva a la conclusión de que no pasa nada.

Estas personas jóvenes las encontramos en los espacios de fiesta. En estos espacios es donde se relacionan con las demás personas, y también con las diferentes sustancias. Las fiestas son buenos espacios para relajarse, romper con la rutina, los horarios? lo que hace más fácil que surjan relaciones menos controladas.

Hegoak ha creado un espacio de reflexión en la fiesta en relación con las drogas, aportando información objetiva sobre las mismas, y enriqueciéndola con ideas adaptadas a las necesidades de cada persona. Se trata de llevar a cabo una prevención efectiva, no sólo que sepan qué es la sustancia, sino que en el momento real de su comportamiento, cuando se relacionen con las demás personas o con una sustancia, opten por relaciones seguras. Para conseguirlo, la asociación pone en marcha medios como la sensibilización, educación e información, todo ello basado en estrategias de acercamiento a los espacios de ocio, la relación entre iguales y estrategias de comunicación adaptadas a su realidad. Además, se adaptan a la diversidad de personas y de estilos de vida.

Desarrollan actuaciones que intentan aportar habilidades sociales y recursos personales para vivir en sociedad y ante los riesgos que nos rodean. Intentan modificar el contexto social y hacer reflexionar para que cada persona conozca la situación individual y sus propios límites. Y, por último, intentan actuar en la sustancia, aportando información objetiva, matizada, adaptada y práctica sobre cada sustancia, sus características, efectos y riesgos relacionados con su consumo.

Uno de esos riesgos relacionados con la sustancia, que no el único, tiene que ver con la adulteración existente en el mercado de drogas ilegales por lo que, como en muchísimos lugares de Europa, disponen de un sistema de control de las sustancias y de alerta rápida que permite llevar a cabo una labor de prevención de riesgos relacionados con la misma. Para ello es necesario estar presentes en los entornos de consumo, y es imprescindible contar con herramientas útiles para el análisis de drogas, a la vez que un apoyo de análisis de laboratorio con rapidez en la disponibilidad de resultados. El análisis es una herramienta muy efectiva a nivel educativo, que permite mantener una relación con personas que consumen drogas, para poder así informar sobre la sustancia, riesgos y cómo reducirlos, de modo verbal y acompañado también de folletos informativos. La relación en el análisis intenta responsabilizar a cada persona de su consumo, aportarles información práctica, y recoger información sobre nuevas tendencias y pautas de consumo.

Para todo esto, Hegoak cuenta con una furgoneta, acondicionada como oficina móvil. En su interior se realizan los análisis con reactivos y cromatografía. En el toldo externo se instala la mesa de información de sustancias y se practican las pruebas de etilometría como herramienta para reflexionar entorno al binomio alcohol/conducción y también poder estudiar las pautas de consumo.

En la mesa de información se trata de, tras un contacto individualizado, analizar la demanda e informarle según la misma. Interaccionando con las personas jóvenes en la mesa de información, ofrecen información verbal personalizada y dan acceso a material informativo-educativo.

En la zona de análisis cuentan con una nueva técnica de análisis de sustancias que consiste en cromatografía en capa fina, una técnica utilizada para separar los componentes puros que forman parte de una mezcla y nos permite diferenciar los diversos adulterantes que lleva una sustancia. Además, cabe la posibilidad de recoger muestras para posteriormente ser analizadas en el laboratorio y conocer la composición exacta. El resultado se le comunica personalmente a la persona que entrega la muestra, pero en el caso de encontrar sustancias peligrosas la información será generalizada.

El programa cuenta con muy buenas evaluaciones y resultados. Desde enero hasta el 15 de septiembre de 2009 se han acercado a 17 espacios de fiestas y han repartido más de 7.200 materiales informativoeducativos, se han realizado 324 análisis de sustancias y 90 cromatografías. En total, por el servicio han pasado 4.200 personas. Desde septiembre y hasta final de año, tienen programadas ya otras 6 salidas a espacios de fiesta. Es una buena manera de llevar la prevención a espacios de ocio.

El artículo "Fiesta y Educación" ha sido escrito por Maite Ciganda, Coordinadora de Hegoak siendo publicado en Diario de Noticias el 22 de septiembre de 2009.