Integrantes del Programa de Unidades Productivas Tipo del INTI participaron en la 6º Feria de Economía Solidaria del Mercosur. La experiencia y algunas reflexiones sobre la economía social como forma de vida.

“Mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, cambiarán la faz de la tierra”. Con este slogan se presentaba la 6ª Feria de Economía Solidaria del Mercosur realizada en la ciudad brasileña de Santa María en el centro geográfico del estado de Río Grande do Sul durante el 9, 10 y 11 de julio pasado.

Desde el Programa de Unidades Productivas Tipo (UPT) del INTI estuvieron presentes la diseñadora textil Guadalupe Sorondo y el técnico Diego Núñez de la Rosa, con el objetivo de conocer experiencias de economía social y solidaria, compartir los desafíos de comercialización que tienen los emprendedores de Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay y también vincularse con organizaciones y grupos de personas que trabajan en pos de construir otro escenario para producir, vender y consumir.

Considerado como el más grande y antiguo acontecimiento de cooperativismo alternativo de Brasil, la feria de Santa María se convirtió con el paso de los años en una oportunidad para fortalecer la relación entre los distintos emprendedores latinoamericanos. El principal objetivo es constituirse cada vez más como un espacio de articulación, debate e intercambio entre las experiencias de productores y comercializadores de emprendimientos solidarios. El horizonte político de la feria está basado en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo sostenible y solidario, que contribuya a la construcción de una sociedad justa, económicamente viable, ambientalmente sana y políticamente democrática.

Es un gran espacio y un escenario construido colectivamente, a través de las comisiones, de las iniciativas solidarias y organizaciones afines, de forma participativa, interactiva y autogestionaria. Por eso el proceso de intercambio sucede de diferentes maneras: a través del diálogo entre los grupos y con el público en general, a través de la exposición de las experiencias vividas y construidas colectivamente y de los espacios de formación e interacción entre los participantes. La comercialización directa en esta feria es algo que acontece de forma fraterna y compartida, el consumidor es un actor responsable al optar por el consumo ético y solidario de los productos libres de la explotación al trabajador, de agro tóxicos y aditivos químicos que atentan contra la calidad de vida.

La invitación a la feria surgió gracias al vínculo establecido entre el programa UPT del Instituto y el proyecto Creando Redes en la Economía Social (CREES) que pertenece a la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) y con el cual está previsto colaborar en octubre en una feria de economía social en la sede Bernal de dicha universidad. El viaje a Santa María fue compartido con trabajadores de organismos públicos relacionados con la temática, organizaciones sociales, no gubernamentales y productores del conurbano que llevaban sus artículos para comercializar durante los tres días de feria. Como bienvenida, la feria recibió a sus visitantes en un predio de importantes dimensiones, muy luminoso, dividido en pabellones de material, algunas carpas y un escenario donde la diversidad se expresaba con toda su belleza: un conjunto de música ríograndense ejecutaba unos familiares chamamés, un grupo de guaraníes realizaba un canto ritual y jóvenes que llevaban a cabo un encuentro en carpas aledañas copaban el ambiente cantando hip hop por la reforma agraria. En la feria también había sabores y aromas locales invitando al forastero a conocer Río Grande Do Sul desde el paladar. Se podían tomar jugos de frutas tan desconocidas para los visitantes como la Acerola, o también degustar una sabrosa brochete de corazón de pollo con farofa. El Movimiento de los Sin Tierra (MST) comercializaba desde dulce de leche a la verdísima yerba cimarrón que los “gaúchos” toman ininterrumpidamente en unos enormes mates hechos de calabaza. Y muy coherentemente, no se vendían ni cerveza ni bebidas gaseosas, no se permitía fumar -no sólo por una cuestión de salud sino como un claro mensaje a las tabacaleras- y el agua estaba disponible desde unos dispenser, asegurando así el libre acceso a este recurso natural universal.

En entrevistas realizadas a emprendedores del rubro textil se pudo notar el importante contraste entre las realidades de los mismos en Brasil y en Argentina. Mientras los primeros expresaban habitualmente comercializar sus productos en ferias municipales públicas o en algunas semipúblicas donde se paga un canon, nuestros coterráneos manifestaban tener serios problemas en la comercialización a pesar de algunos participar regularmente de ferias como es el caso de los emprendedores de Morón. Y es que por la lectura que se pudo hacer del citado relevamiento, las ferias tienen no sólo mayor desarrollo y apoyo del ámbito público y privado en Brasil sino que también parece ser que están integradas a la vida cotidiana de una manera que en nuestro país todavía no es frecuente.

Como reflexión del viaje concluimos que no basta con hablar de economía social. Es necesario incorporar en lo cotidiano el concepto de economía social y solidaria. Un concepto que no solamente viene a reforzar lo que parecía obvio al hablar de lo social de la economía, sino a proponernos cambiar la sintonía respecto a la producción, el mercado y la comercialización. “Otra economía es posible”, reza el eslogan, y no se trata de una economía de la pobreza o la subsistencia. Todo lo contrario: la feria de Santa María, organizada en conjunto por el estado brasilero, Cáritas, organizaciones sociales, empresas y tantos otros actores comprometidos, es la materialización de lo que era sueño y hoy es realidad. Como proponían desde el proyecto textil asociativo Justa Trama: “Empezá haciendo lo necesario, después hacé lo que es posible, y de repente estarás haciendo lo que parecía imposible”.

Por Guadalupe Sorondo y Diego Núñez de la Rosa, upt@inti.gob.ar
Unidades Productivas Tipo
INTI - Instituto Nacional de Tecnología Industrial
Secretaría de Industria, Comercio y de la Pequeña y Mediana Empresa
Ministerio de Industria y Turismo

Foto: La feria de Santa María de Río Grande do Sul, Brasil, es el mayor encuentro de cooperativismo en América Latina.