Lugar de la noticia: 
Jeréz - Cádiz

Jerez ha acogido el pasado fin de semana el VI Encuentro Estatal de Monedas Sociales, un evento calificado de “éxito” por los organizadores (el ‘zoquito’, la moneda social de esta ciudad gaditana), que se desarrolló con la asistencia de un centenar de personas procedentes de distintos puntos de España. Durante las jornadas se han puesto en común experiencias e iniciativas similares en otras ciudades y se ha estudiado cómo potenciar este tipo de iniciativas.

Jerez fue sede los pasados días 27, 28 y 29 del VI Encuentro Estatal de Monedas Sociales, un evento calificado de “éxito” por los organizadores (el ‘zoquito’, la moneda social de esta ciudad gaditana, que cumple ya 10 años), que se desarrolló con la asistencia de un centenar de personas, procedentes de distintos puntos del Estado, la mayoría de ellas miembros de redes de monedas sociales en sus lugares de procedencia: más exactamente 13 monedas distintas. Además, entre los participantes hubo una periodista social italiana que está haciendo un documental sobre las monedas locales y cuatro investigadoras que están haciendo un doctorado.

La próxima cita para seguir “construyendo y aprendiendo” sobre monedas sociales y trabajar para una nueva economía será en 2018 en Rivas Vaciamadrid, en la comunidad de Madrid.

Todos los presentes en Jerez han destacado “la buena organización y gran hospitalidad” que disfrutaron en cada uno de los aspectos del programa, “desde el alojamiento, siendo este las propias casas de los miembros del zoquito o el albergue Inturjoven principalmente, hasta la comida, donde el variado menú ecológico y artesano degustado el sábado corrió a cuenta de la organización, que pudo hacerlo de esta manera gracias a la donación recibida de la asociación de consumidores de productos ecológicos El Zoco”. Además se utilizaron zoquitos para remunerar a las personas voluntarias implicadas en la organización, se relata en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Este VI Encuentro Estatal, con la Sala Paúl como epicentro, contó con la colaboración de ponentes como: Miguel Yasuyuki, Andreu Honzawa, Mario Arias, Heloísa Primavera, Noemí González e Israel Sánchez; además de la participación activa de todos los asistentes en el trabajo en grupos, donde se discutieron y pusieron en común puntos claves para lograr el crecimiento de este tipo de economías sociales.

Asimismo se reflexionó sobre el desarrollo de nuevas herramientas de gestión como App y monedas electrónicas, experiencias de otras ciudades en España y en el mundo donde los intercambios están ya valorados en millones de euros, donde hay gobiernos que cobran en moneda local o dan subvenciones, empresas que gratifican a personal de las universidades en prácticas con bonos canjeables en su red, o que incentivan el reciclaje gracias a una compensación en moneda local.

El zoquito, como moneda más veterana del país, aprovechó la ocasión para celebrar su décimo cumpleaños. Una enorme tarta y un gran espectáculo con teatro, bailes de danza oriental y flamenco el sábado noche, todo llevado a cabo en mayoría por los miembros de esta red, sirvieron como broche para la celebración. Para finalizar, el domingo, los asistentes pudieron participar en una gynkana que, a través de distintas pruebas, les introdujo en aspectos culturales e históricos de la ciudad, recorriendo los distintos tabancos de Jerez.

Los integrantes del zoquito, sentencian, “recordarán este fin de semana como el de un encuentro mágico, lleno de ganas e ilusión, una experiencia inolvidable en la que reinó el buen ambiente y con la que poder tomar impulso para trabajar en hacer del zoquito una moneda con aún mayor impacto en la construcción de una sociedad más justa y solidaria, siendo una herramienta fundamental con un gran potencial para promover la economía local”.

El ‘zoquito’ es una red de moneda local que se fundó el abril de 2007 gracias a la voluntad de los miembros de asociación El Zoco. Actualmente la red está formada por un grupo de personas y empresas procedentes de diferentes ámbitos: desde movimientos sociales, asociaciones o simples ciudadanos que comparten la idea de una economía justa y solidaria. Sus usuarios creen que “el dinero con el tiempo ha perdido su función primaria de facilitar los intercambios y cada vez más se usa con el fin de enriquecerse y especular a costa de los demás”. Con esta moneda no se pretende promover artículos o servicios, “lo que quieren es fomentar la ayuda mutua para conseguir una sociedad más cooperativa mediante el trabajo, la comprensión y el intercambio justo”.