Lugar de la noticia: 
Badajoz

Jordi Calvo afirma que hay alternativas para decidir sobre el uso de los ahorros. Banca Etica sugiere invertir en proyectos que respeten los derechos humanos.

La mayoría de bancos españoles invierten en armas, bien con créditos, exportaciones, o emitiendo bonos y pagarés. Entre ellos, BBVA, Caixa Cataluña o Santander". Así inició su intervención Jordi Calvo, técnico del Centro de Estudios para la Paz y la Justicia de Barcelona, en las Jornadas de Finanzas Eticas celebradas ayer en Badajoz. Jordi Calvo quiso demostrar, y aportó nombres de las entidades financieras del país, que éstas "invierten en el sector armamentístico y se benefician de lo que la mayoría de las personas rechazan por el sufrimiento que conlleva para mucha gente".

La banca tradicional española y europea, en general la occidental, "sólo analizando uno de los aspectos no éticos, sale muy mal parada. Pero hay alternativa", dijo, como destacaron también Isidora Navarro, de Setem, organizadora de las jornadas; Modesto Rangel, de Banca Etica, y la profesora Alicia Guerra.

Quienes quieran invertir sus ahorros con ética, tienen alternativas. Calvo indicó Triodo Bank, que trabaja con cuentas corrientes y tarjetas; o Fiare, la entidad española de Banca Populare italiana, dedicada a inversión de ahorros y que ya está en casi todo el país. En todo caso, la oferta comercial aún es incipiente.

Denunció Jordi Calvo la falta de transparencia de la banca, por lo que el centro en el que trabaja recopila información de los registros de propiedad, mercantiles, memorias de empresas y prensa económica especializada: "Todo lo que decimos son datos de fuentes identificadas".

Banca Etica pretende informar a los ciudadanos para que sean responsables de sus ahorros y exijan "que su dinero no se destina a armas, prostitución, drogas, contaminación o a empresas que vulneran los derechos humanos y laborales, algo que hace la banca ética por contrato", afirmó Calvo. Si bien, dijo ser consciente de que aún, los usuarios de esta banca "son gente comprometida, una minoría, pero habrá que lograr que estas entidades abran oficinas y den un servicio comercial que atraiga a más gente".