Lugar de la noticia: 
Shiga - Japón

Una charla tuvo lugar en Ôtsu, Shiga, Japón el miércoles, 07 de abril de 2010 sobre una potencial introducción de sistemas de moneda complementaria para promover la preservación ambiental además de fomenter nuevos empleos en esta región.

La Prefectura de Shiga(*), ubicada al lado de la de Kioto, tiene el lago más grande de Japón, demoninado el Lago Biwa, que abastece agua potable a residentes e industrias no sólo de Shiga sino también de otras prefecturas de Kioto, Osaka y Hyogo (capital: Kobe). Existe mucha preocupación popular sobre la calidad del agua del lago, que ha dado luz a varios movimientos ecologistas y también a la gobernadora ecologista Yukiko Kada en julio de 2006. Bernard Lietaer, experto belga de monedas complementarias, fue invitado a Japón para dar algunos consejos a la prefectura y se encontró con la gobernadora para dar el esbozo sobre la potencial de esta herramienta para promover políticas ecológicas en esta prefectura.

Terminología: Japón está compuseto de 47 prefecturas, normalmente denominadas como “ken” (tales como Hiroshima-ken y Nagasaki-ken), excepto “to” para Tokio (Tôkyô-to), “fu” para Kioto y Osaka (Kyôto-fu y Ôsaka-fu) y “dô” para Hokkaidô (bueno, en caso de Hokkaidô no se dice Hokkaidô-dô sino simplemente Hokkaidô).

El belga empezó su charla por referirse al hecho de que nuestros sistemas a gran escala, diseñados para la época industrial, están en crisis al enfrentarse con realidades posindustriales, demostrando que los sistemas monetarios no son, contrarios a la creencia popular, “neutrales a los valores” y que se necesitan diferentes sistemas monetarios para lograr diferentes metas socioeconómicas, en especial dado que las monedas nacionales tienen demasiadas características de yang (masculinas), amenazando el equilibro de nuestras sociedades y requiriendo que tengamos otras monedas para fortalecer las características de yin (femeninas).

La propuesta de Lietaer es introducir dos diferentes tipos de monedas complementarias para tratar de diferentes temas de la prefectura: la primera es cobrar un nuevo impuesto ecológico que será sólo pagado en una nueva moneda complementaria a llamarse como “Biwa” y dijo el ponente que cuatro ciudades europeas (Bristol, Bruselas, Liverpool y Luxemburgo) están tratando de introducir un esquema parecido. Se les requerirá a los residentes de Shiga a ganar una cierta cantidad de Biwa por ofrecer algunas actividades voluntarias de mejorar el ambiente local o por comprar esta cantidad de moneda a alguien, en un modo similar a las transacciones del derecho a emitir CO2. La segunda es introducir una moneda empresarial, parecida a la que se practica en Uruguay y Brasil, para promover transacciones entre empresas en Shiga con el fin de que se pueda crear más puestos de empleos.

[Por Miguel Yasuyuki Hirota - mig@olccjp.net]Me parece que Shiga presta más atención a aspectos ambientales que los socioeconómicos de monedas complementarias pues los oyentes de la charla preguntaron casi exclusivamente sobre Biwa mientras que me parecían poco preocupados en las condiciones laborales que se están deteriorando. Vale la pena recordar, sin embargo, que en Shiga viven también miles de inmigrantes brasileños quien están sufriendo de los despidos pues la manufactura en este país está enfrentando varias dificultades, y se recomienda que Shiga empiece a estudiar el modelo de Banco Palmas, Fortaleza, Brasil, que ha logrado crear un montón de empleos en un barrio precario, si realmente piensa que es importante crear nuevas oportunidades de trabajo tanto para los brasileños como para los japoneses.