Participa en Recupera el Sol!

Un reportaje de Marina Segura para EFE

La aportación de pequeñas sumas de ciudadanos “salvadores” ha reunido, en tan solo un año, dos millones de euros para rescatar plantas solares en problemas: embargadas por entidades financieras, en riesgo de acabar en manos de “fondos buitre” o en ruina por falta de rentabilidad.

El proyecto se denomina “Recupera el sol” y está impulsado por la cooperativa de energía verde Som Energía y Ecoo, un híbrido entre empresa y ONG. Ambas entidades trabajan por un modelo energético basado en las renovables.

En 2015, la reducción de primas aprobada por el Gobierno en su reforma eléctrica recortó la retribución del kilovatio hora de energía limpia y, en muchos casos, hizo inviable su producción.

Anteriormente, el Ministerio de Industria (a través del IDAE) “animaba a contraer créditos para colocar paneles, pero mucha gente no puede pagar ahora la deuda. Si tenías un préstamo al 8 % y la rentabilidad bajó al 5 %, los ingresos por venta de electricidad son inferiores a los intereses bancarios”, explica a EFE Antonio Quijada, de Som Energía.

Los bancos preocupados por los “huertos solares”, no de las pequeñas instalaciones

El fundador de Ecooo, Mario Sánchez Herrero, denuncia al mismo tiempo que las entidades financieras se ocupan de los grandes “huertos solares” -donde tienen mucho crédito comprometido- y desatienden las pequeñas plantas: “ni siquiera valoran entrar en una negociación para ver si podemos liberarles de esa carga”.

De momento, la iniciativa “Recupera el sol” ha logrado recuperar siete plantas solares que en total suman una producción renovable superior a los 430.000 kWh (una familia media española consume 3.000 kWh/año).

Dos de las siete instalaciones se ubican en la Comunidad Valenciana y el resto se reparten entre Madrid y Castilla-La Mancha.

Quijada explica que tanto Ecoo como Som Energíano son “fondos buitre” sino que ofrecen un acuerdo equitativo para ambas partes, de modo que los pequeños ahorradores puedan vender su instalación a cambio de saldar la deuda.

El empoderamiento de la ciudadanía  en un sector dominado por “cuatro empresas”

Los objetivos son claros: rescatar a las plantas que de otro modo dejarían de producir electricidad por falta de mantenimiento y a las familias o pequeñas empresas a punto de hundirse, y avanzar hacia un cambio de mentalidad de “empoderamiento ciudadano de la energía, un sector clave que hoy dominan cuatro empresas”.

Entre los perfiles, que son muy variados, hay instaladores de paneles que, a riesgo de no cobrar sus servicios, aceptaron la planta como pago en especie, y pequeñas empresas o grupos familiares que querían diversificar su negocio y ahorros.

Por una cuestión de capacidad de inversión y de principios, continua Quijada, se opta por instalaciones de 20 a 200 KwH de potencia como máximo, y se da prioridad a las que están en cubiertas, no las de suelo. “A priori, no tiene sentido instalar fotovoltaica sobre suelo, la tierra es para cultivar”.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) eleva la cifra de instalaciones fotovoltaicas en techo a unas 7.500.

Más adelante, la idea es extender la iniciativa al resto del territorio nacional. En Cataluña y Asturias se están debatiendo ya “bastantes” proyectos, que surgen a propuesta de los grupos locales de Som Energía.

Esta cooperativa de 25.000 socios lleva invertidos, incluido este último proyecto de “Recupera el sol”, seis millones de euros en minihidráulica, solar, biomasa y biogás.

Desgraciadamente muchos paneles están en mal estado

Desgraciadamente, apunta el fundador de Ecooo -entidad que hace la valoración técnica, jurídica y económica de cada planta-, muchas de estas instalaciones están en mal estado porque se hicieron en los años del “boom” cuando se aceleró la fabricación de paneles en China sin el adecuado control de calidad.

Habría que reemplazar muchos de ellos, pero entonces pasarían a ser consideradas nuevas plantas por parte de Industria y perderían complementos económicos a los que tienen derechos.

La rentabilidad para los “accionistas” participantes en “Recupera el sol” gira en torno al 5,5 % anual.

“Auditamos plantas con paneles ya amarillos y oxidados con solo seis o siete años de vida”, cuando en sus primeros 25 años tendrían que producir, al menos, el 80 % de la electricidad que generaron en el arranque (su duración media son 40 años).

El fundador de Ecoo subraya que la respuesta recibida ha rebasado las expectativas, con lo que plantas propiedad de inversores sin inquietudes ambientales o éticas están pasando a manos de “gente con conciencia y valores, que se sienten parte de algo colectivo”.

Aparte se está generando la idea de que “tiene sentido colocar los ahorros donde de verdad transforman, en vez de dejarlos pasivamente en el banco y que haga con el dinero no sabemos qué”. EFE

msr

Más información sobre la iniciativa Recupera el Sol de València: https://blog.somenergia.coop/recupera-el-sol/valencia/

Web de Recupera el Sol: recuperaelsol.somenergia.coop

Recupera el Sol: 75 personas recuperan una nueva planta solar en Valencia