Grandes superficies

Fecha y Hora: 
Vie, 15/09/2017 - 19:30
Lugar de la actividad: 
Calle Gaztambide, 50, Madrid

El viernes 15 de septiembre a las 19:30h te invitamos a la presentación del libro “La dictadura de los supermercados: cómo los grandes distribuidores deciden lo que consumimos” con su autora Nazaret Castro*. Será en nuestra sede (C/Gaztambide 50Moncloa/Islas Filipinas). ENTRADA LIBRE HASTA COMPLETAR AFORO.

El modelo de la gran distribución moderna tiene una importancia central en el sistema capitalista de la globalización. Es un modelo que alimenta una cadena socialmente injusta y ambientalmente insostenible, basada en la deslocalización de la producción y en la externalización de los costes socioambientales.

Artículo publicado en lamarea.com

El ensayo La dictadura de los supermercados. Cómo los grandes distribuidores deciden lo que consumimos, publicado por la editorial Akal, repasa los impactos de este modelo. Ofrecemos en exclusiva para los lectores de La Marea un repaso a los principales puntos de esta investigación

En el último medio siglo se ha producido un cambio revolucionario a escala planetaria: cada vez más, las tiendas de proximidad dejan paso al dominio de los gigantes de la distribución, como Wal-Mart y Carrefour. En España, más del 80% del total de las compras de las familias se realizan en grandes superficies y, de esas compras, el 75% se concentran en las cinco mayores cadenas.

Por Esther Vivas

A pesar del oxímoron que significa “supermercado justo”, donde el primer concepto anula el segundo y viceversa, numerosos son los casos de grandes cadenas de distribución que cuentan en sus lineales con productos certificados como justos y solidarios. Algunos de los mayores supermercados a nivel mundial como Wal-Mart y Tesco, venden alimentos de comercio justo y promueven marcas propias, dotándose de una imagen responsable y equitativa. Lo mismo hacen aquí empresas como Eroski, Alcampo, Carrefour y El Corte Inglés.

Por Esther Vivas

Asociamos la compra en el supermercado a modernidad, autonomía, libre elección, pero hay pocos lugares en el mundo, que formen parte de nuestra vida cotidiana, tan controlados y monitoreados como dichos establecimientos. Tras nuestra adquisición, aunque no lo parezca, hay mucho en juego. De aquí que en un supermercado nada queda al azar. Todo está pensado para que compremos, y cuanto más mejor.

El sábado 16 de febrero se realizó la reunión de coordinación del Espacio por un Comercio Justo.

En la reunión participaron 18 personas reprsentado a un total de 10 organizaciones, estuvieron presentes dos organizaciones portuguesas CIDAC y Mo de Vida, Sodepau País Valencìa, Artesans del Mon que tinen tiendas en Vic y Alcañiz (Teruel), la asociación EspacioDespacio de Toledo, OCSI con sedes en Madrid y Navarra, Espanica, SODEPAZ y La Aldea del Sur de Madrid. Durante la reunión se mantuvieron dos conexiones vía telemática con los representantes de Panxea (Santiago) y Picu Rabicui de Gijon, Asturias. En la reunión también participo una representante del Foro por un Turismo Responsable.

Esther Vivas

La apertura de un gran centro comercial, un supermercado... siempre va asociada a la promesa de creación de empleo, dinamización de la economía local, precios accesibles y, en definitiva, a progreso. Pero, ¿la realidad es así? La gran distribución comercial se sustenta en una serie de mitos que, a menudo, su práctica desmiente.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), la patronal de la gran distribución, que agrupa a compañías como Alcampo, El Corte Inglés, FNAC, Carrefour, Ikea, Eroski, Leroy Merlin, entre otras, acaba de imponer un nuevo y duro convenio a sus 230 mil empleados. A partir de ahora, trabajar un domingo equivaldrá a trabajar un día entre semana, y aquellos que hasta el momento estaban exentos por motivos familiares, también, tendrán que hacerlos. De tal modo, que se dificulta, aún más si cabe, la conciliación entre la vida personal/familiar y laboral, en un sector donde la mayor parte de trabajadores son mujeres.

“La mujer, desesperada por obtener las mejores ofertas en la tienda de descuento Wal-Mart, regó con un spray de pimienta a las personas que esperaban con la intención de alejarlas de la mercancía que ella quería”. Ésta podría ser la escena de una película de Pedro Almodóvar si no fuese porqué la imagen pertenece a la realidad y tal relato fue publicado, el 25/11/2011, en el periódico Los Angeles Times.

Visto lo visto podríamos sugerir que frente a los grandes centros comerciales, y aún más en época de rebajas, se colocaran grandes carteles advirtiendo que “consumir perjudica gravemente su salud”, al más puro estilo de las Autoridades Sanitarias. Y es que el consumismo irracional, superfluo y no necesario, que promueve el sistema capitalista, no sólo puede afectar de manera inesperada y contundente nuestra salud vía “ataque de spray pimienta” sino que sobre todo afecta la “salud” del planeta.

Fecha y Hora: 
Mie, 16/12/2009 - 20:00
Lugar de la actividad: 
Zabaldi - Calle Navarrería, 25 - Pamplona

Charla con el título “Supermercados, no gracias” con Esther Vivas . Autora de diversos libros y publicaciones sobre movimientos sociales y consumo responsable, y coautora del libro con el mismo nombre.

La aparición, en el transcurso del siglo XX, de la llamada distribución moderna (supermercados, hipermercados, cadenas de descuento...) ha cambiado el dónde, el cómo y lo qué consumimos, poniendo nuestro consumo al servicio de la lógica del mercado y de la maximización de sus beneficios. Con este libro queremos poner de relieve la cara oculta de estas grandes cadenas de distribución comercial, su lógica de funcionamiento y sus impactos en la agricultura, en los derechos de los y las trabajadores, en los países del Sur, en el medio ambiente y en el modelo de consumo. ¿Qué se esconde detrás de la distribución moderna? ¿Cuáles son las mayores compañías, tanto a nivel internacional como en el Estado español? ¿Qué alternativas se plantean?

El aumento de ventas de artículos 'solidarios' ha mejorado la vida de millones de productores de países pobres - Su crecimiento le obliga ahora a definirse ante la tentación de un éxito más material.

Hay quien coloca su origen en iniciativas católicas de los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado. Y también quien lo retrasa a los sesenta y setenta o, tal y como se conoce hoy el comercio justo, hasta los ochenta. Sea como sea, mucho ha cambiado desde entonces esta iniciativa que intenta que los pequeños productores de los países pobres alcancen unas condiciones de trabajo dignas y posibilidades de desarrollo colocando en el mercado sus artículos a un precio justo. Aunque sólo sea por su crecimiento exponencial.

La gran distribución comercial (supermercados, hipermercados, cadenas de descuento) ha experimentado en los últimos años un fuerte proceso de expansión, crecimiento y concentración industrial.

Las principales compañías de venta al detalle han entrado a formar parte del ranking de las mayores multinacionales del planeta y se han convertido en uno de los actores más significativos del proceso de globalización capitalista.

Esther Vivas explica en el libro "Supermercados, no gracias" (Editorial Icària) que el modelo de gran cadena de distribución comporta consecuencias nefastas no sólo para los bolsillos y los estómagos de los consumidores, sino también para el campo.

En los últimos tiempos se habla mucho de aumento de la inflación, escalada en los precios de los alimentos, especulación con productos como el arroz o los cereales y graves problemas para mantener la renta agraria. El libro "Supermercados, no gracias", escrito conjuntamente por Xavier Montagut y Esther Vivas (Ed. Icària), del cual se ha hecho una segunda edición, aporta luz al papel que la distribución moderna juega en este asunto.

Esther Vivas es miembro de la Xarxa de Consum Soliari y una de las coordinadoras del libro Supermercados, no gracias, editado por Icària Editorial y que ya va por su segunda edición. Hablamos con ella para analizar el impacto de la distribución y el consumo de productos en nuestras vidas y el papel que juegan las grandes superficies comerciales.

Nuestros hábitos alimentarios y de consumo han sufrido, en los últimos años, una profunda transformación. La aparición de los supermercados, hipermercados, cadenas de descuento, autoservicios... (lo que se ha venido en llamar distribución moderna) han contribuido a la mercantilización del qué, el cómo y el dónde compramos supeditando la alimentación, la agricultura y el consumo a la lógica del capital y del mercado.

Las resistencias a las grandes cadenas de distribución (supermercados, hipermercados...) aumentan año tras año.

Pie de página

Promueve

Tema & Diseño por Investic con Drupal
Distribuir contenido